Cada año hacemos una lista de propósitos sobre las cosas que queremos cambiar para mejorar durante el ciclo que está por comenzar. Es una costumbre que nos enseñan desde que somos niños y a la que estamos más que acostumbrados, sin embargo, el problema surge cuando llega la hora de cumplirlos.

Casi siempre nos vemos comprometidos con ellos durante las primeras semanas del año y después se nos va olvidando que teníamos todas esas grandes metas. ¿

Quiere decir esto que es una pérdida de tiempo escribir nuestros propósitos si al final de cuentas no los vamos a realizar? No, cada ciclo que se abre es idóneo para comenzar cosas nuevas y poner miras a crecer, lo único que de verdad hace falta es que pongamos un poco más de esmero en nuestra lista y que la convirtamos en una estrategia que nos lleve más adelante. ¿De qué manera? Con metas bien definidas y planeadas. A continuación te doy algunas recomendaciones para que esta vez todo lo que te propongas sea algo que verás concluído antes de que llegue diciembre y no olvidado a inicios de 2017.

No comiences nada por complacer a otros. Una de las peores cosas que puedes hacer es basar tus propósitos en lo que otros afirman que deberías hacer. Se trata de cosas que tienes que hacer por convicción propia, así que no pongas en tu lista nada que no salga por iniciativa propia.

Evita los propósitos demasiado grandes. No se trata de pasar a ser el director de una empresa de la noche a la mañana, toma siempre metas realistas que sabes que pueden realizarse en un plazo no mayor a un año.

Trázate un plan. Por cada propósito que escribas, ten ya hecho el plan de acción, no esperes que todo se de con la voluntad de hacerlo ni esperes a estar frente a las situaciones, anticípate.

No te pongas demasiados. A veces tenemos demasiadas cosas en mente, y no es hasta que estamos hasta el cuello de ocupaciones que nos damos cuenta de que elegimos demasiados propósitos y se ha vuelto imposible cubrir todo. Primero haz la lista inicial, pero después de eso quédate con los que de verdad son prioridad para que puedas enfocarte en ellos de la mejor manera.

Comienza ya. A veces vamos aplazando algunas cosas por desidia, y cuando nos damos cuenta ya se acabó el año y no avanzamos como esperábamos. La función de tus objetivos no es comenzarlos el siguiente año sino cumplirlos antes de que llegue diciembre de nuevo, el mejor momento para comenzar es ahora mismo.

Busca cosas que te interesen y te sirvan. A veces planeamos sólo lo primero que nos viene a la mente por compromiso, esto es algo que debes tener bien pensado y necesitas que cada propósito sea algo que sabes que te va a ayudar a crecer y que te va a servir en tu vida. Procura que todo esté dirigido a tu crecimiento para que le veas sentido y tengas ganas de cumplirlo.

Sigue estos sencillos consejos y descubrirás que 2017 será el año en el que lograrás todo lo que te propones. Solamente procura buscar aquellas cosas que de verdad estás dispuesto a hacer y comienza a trazar el camino, tienes todo para llegar a la meta.

Por Manuel Vazquez (Twitter: @manueljvazquez)